sábado, 3 de diciembre de 2016


Ultimo proyecto.

 Antecedentes del caso elegido


 Realizando un contexto real del anterior caso analizado, diré que nos encontramos en una pequeña localidad que posee un centro de línea 1. Para retomar la actividad a modo de resumen comentaré que después de poner en practica la aplicación de Sociescuela, el cuestionario nos informa de que en este aula se encuentran 28 alumnos en un curso de 6º de primaria. En dicha aula se nos plantea la circunstancia de que existe una alumna que es apartada y según manifiesta ella está sufriendo una situación de acoso. Atestiguado por otros 20 testigos. Las acciones que nos detalla van desde insultos y humillaciones, hasta las agresiones físicas y acoso en las redes sociales.

La alumna que sufre estos actos no presenta unas estrategias adecuadas de respuesta, y ante los conflictos reacciona de forma activa, interrumpiendo en las clases y creando un clima inadecuado.


Intervención

El proceso de intervención que se debe de seguir ante una situación que puede ser de acoso escolar debe comenzar por informar al tutor del grupo.

Para determinar los mecanismos de actuación, el tutor deberá comunicarlo al equipo directivo.

Una vez se determine el caso de acoso, como así parece ser en el caso realizado anteriormente. Se pondrá en marcha una intervención directa.

El tutor recogerá toda la información posible de los hechos por escrito y lo notificará al resto de profesores y al equipo directivo.

Se procederá a entrevistarse con todos los implicados para recabar más información.

Se pondrá en conocimiento de las familias implicadas.

Se hará uso del RRI para aplicar las sanciones que sean necesarias y, en la medida de lo posible se intentará reparar el daño provocado, para ello haremos uso del Plan de convivencia del centro.

Se llevará a cabo un control y seguimiento del caso a través de herramientas adecuadas como tablas de registro, escalas de estimación, etc… Se podrá volver a utilizar la aplicación de Sociescuela con posterioridad para evaluar los cambios.

En cualquier caso, las medidas que se lleven a cabo deben abarcar tanto el plano educativo como el organizativo. Y hay que trabajar desde diversos niveles. Por supuesto desde la acción tutorial, pero también desde otros documentos como el PEC o el RRI.

Tampoco debemos quedarnos únicamente en este plano, el trabajo debe abarcar también la propia organización del aula y su gestión a través del fomento de la cooperación y el respeto a las diferencias y particularidades de cada integrante del grupo.

La implicación de toda la comunidad educativa y su interacción con las familias es imprescindible.

La identidad del centro y sus propios valores recogidos en el PEC deben describir el entorno y el marco para que se produzca la acción de aprender. Y para que se pueda llevar a cabo se deben recoger unas normas establecidas (RRI), que pueda regular todo el funcionamiento para llevar a cabo el entorno descrito en el PEC.


El Plan de Acción tutorial es una pieza fundamental para el clima de trabajo y confianza que debe existir en el aula. El tutor debe saber orientar y resolver los conflictos. Creando un clima adecuado de confianza y seguridad en el aula, estableciendo normas claras en las dinámicas y una participación de la totalidad del grupo en las actividades, promoviendo la interacción de los más inseguros o herméticos.

En cuanto al trabajo a seguir con el CASO 2 consistente en una víctima activa se llevaran a cabo estrategias de fomento del aprendizaje participativo y cooperativo, con apoyo de las TIC. Mostraremos videos y documentales sobre situaciones de acoso, procediendo después a una labor de análisis e interpretación del documento.

Fomentaremos la reflexión e induciremos a un debate sobre lo que se ha visto. Los alumnos necesitaran recoger información, analizarla y exponerla en función de unos parámetros definidos por el tutor.

Las hojas de recogida de información contendrán preguntas del tipo “qué se ha visto?, o ¿qué pasa en el video?, ¿quiénes intervienen?, etc. En general serán preguntas que giraran en torno a una comprensión acerca de lo que se ha proyectado. Los alumnos podrán razonar las respuestas para que la información sea más completa.

En cuanto al análisis de los datos obtenidos, los alumnos deberán indagar acerca de cómo se ha producido, cuándo y el porqué de la situación recogida. Se analizarán conductas, tiempos y consecuencias. Para que los alumnos vayan tomando conciencia de los hechos sucedidos.


La reflexión y exposición de las conclusiones son fundamentales y será donde el tutor deberá ahondar, guiando a los alumnos a la propuesta de soluciones y a como prevenir la aparición de esas conductas analizadas.


Los trabajos pueden ser variados abarcando todos los aspectos de una situación de acoso, ya sea físico, psicológico o ciberacoso. De esta manera los alumnos tendrán varias visiones diferenciadas del problema.

La exposición de los trabajos generará opiniones que podrán ser expuestas en un debate en el aula.

Deberemos contar con el apoyo del compañero de mesa de nuestra alumna acosada (24) ya que la comodidad que siente con él, reforzado además con algún otro alumno prosocial permitirá que la alumna victima vaya ganando autoestima.
 

Se puede además hacer uso de la figura del alumno tutor recogido en el Plan de Convivencia donde se formará a una serie de alumnos para que actúen como tutores de alumnos de cursos inferiores a través de actividades, presentándoles el nuevo entorno a los alumnos nuevos o que suban de nivel.

Puede aparecer también la figura de alumno mediador que será muy eficaz en actividades de patio o actividades entre alumnos, para solventar problemas en un clima de mayor de proximidad.

Se podrán situar buzones específicos para recoger situaciones de conflictos, y notificaciones de testigos.

Sesiones de información a familias. A través de escuelas de padres, etc… para prevenir y tratar el acoso.

Como se pone de manifiesto en este análisis, el acoso es un problema que debe abordarse con firmeza y rapidez. Desde un proceso conjunto y sin fisuras. Donde educar a nuestros hijos en un clima de confianza y cooperación. Defendiendo los derechos de las personas y sus peculiaridades. Debemos hacer que nuestros hijos se formen en un ambiente donde las diferencias siempre sumen y nunca sean motivo de exclusión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada